#Cuentiembre con la A - Sombrero de paja

01 noviembre 2015

Al contrario que en los últimos días, la playa no tiene apenas gente. Las nubes opacan el que podría haber sido un caluroso día de verano, pero eso no parece importarle a la señora del sombrero de paja. Ella está tumbada en su hamaca, rodeada por la enérgica charla de las que deben ser sus amigas. Sin embargo, no participa en la conversación: da la impresión de que su única inquietud es el vaivén de las olas. En cierto momento se levanta y camina despacio por la arena, pareciendo que cada paso le pesara infinitamente. Al alcanzar la pasarela de madera dirige la mirada hacia el paseo y se detiene por un momento, observando a la gente pasar como si estuviese buscando algo, como si buscase a alguien; casi puede verse la tristeza en las arrugas de su rostro. Tras una breve visita a los baños portátiles regresa a su hamaca, como si su viaje hubiera sido en realidad una excusa para mirar a su alrededor. A su derecha, una madre juega con su hijo a lanzarse la pelota; las risas del pequeño alcanzan los oídos de cualquiera, incluso los de la señora, que parece que sonríe. Las mujeres que la acompañan siguen envueltas en su charla, riendo de vez en cuando, pero la señora del sombrero de paja no aparta su mirada del mar en ningún momento.

4 comentarios:

  1. Cada entrada nueva que leo, me sorprendes más. Y debo añadir que te admiro para haberte conocido hoy mismo jeje. Como ves estoy cumpliendo con mi "palabra" de aparecer por aquí siempre que pueda. Me gusta mucho todo lo que compartes. ¡Abrazos! <3

    ResponderEliminar
  2. Recién salidito del horno; digo, del cerebro. Espero poder seguir cumpliendo tus expectativas :) ¡Besitos!

    ResponderEliminar
  3. Leyéndote, he podido ver uno de los cuadros de Sorolla.
    Transparente y audaz forma de crear en el lector la bonita duda que existe entre la mirada de la mujer del sombrero de paja y el vaivén de las olas.
    Has dejado bien claro que detrás un día de playa, puede haber algo más que un bronceado bajo el sol y una tortilla de patatas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu reflexión, Luz :) Esta es una corta adaptación de un relato más largo que escribí un verano, cuando salí a la playa y me senté en el paseo a observar, es un ejercicio muy bueno para construir relatos, lo recomiendo encarecidamente ^^

      Eliminar

★🌙¡Hola sonámbulos!★🌙
Si os ha gustado mi relato, ¡por favor, decídmelo! Y si no os ha gustado, ¡decídmelo aún más! Es la única forma de aprender y mejorar, y me encanta leer lo que me decís. ¡SIEMPRE DEVUELVO LOS COMENTARIOS!

 
FREE BLOGGER TEMPLATE BY DESIGNER BLOGS