Somos lo que nos queda

05 marzo 2016

¿Alguna vez has pensado en desaparecer? Dejar que te llene el egoísmo y que la vacilación no se cuele entre tus venas porque es un pensamiento tan breve que no le da tiempo. Dime, ¿alguna vez has querido borrarte del mapa? Cambiar no solo de ciudad, sino de país, incluso de continente; borrar todas tus huellas y tu rastro, eliminar cualquier ápice de lo que has sido hasta el momento y que nadie de tu antigua vida pueda aparecer y romper la ilusión de creerte alguien nuevo, alguien que comenzará de cero y al que todo le irá bien.
 
¿Alguna vez lo has querido con tanta fuerza que duele? Duele saber que no significas nada real para nadie, y que nadie comparte tus sentimientos. Que no habrá nadie que ansíe mantenerte a tu lado, que indudablemente lo dejaría todo por estar contigo cuando lo necesitas, que no merece la pena la amistad que estás dispuesto a dar por la que vas a obtener. Porque ya a nadie le importan los amigos; la amistad se ha convertido en algo efímero y vacío: todo el mundo tiene amigos y todo el mundo está solo. No habrá nadie dispuesto a dar más por ti de lo que darían por cualquier otro. No somos importantes.

Y de verdad que lo intentas. Te esfuerzas cada día por intentar ser mejor, por tratar de aprender a conocer gente, a abrirte más, a superar tus miedos pero a fin de cuentas ves que no merece la pena. Que la única solución que te ronda el pensamiento cada vez que el sol se esconde es desvanecerte. Ni siquiera quieres ser como un héroe de película, no quieres crearte una nueva identidad ni pretender ser alguien que no eres. Solo quieres poder ser tú mismo, porque al final lo último que piensas antes de dormir es que el problema está en ti. Que no vales lo suficiente, que tienes algo malo que hace que la gente se aleje o que no se acerque lo suficiente.Entonces decides que lo mejor es estar solo. Que tanto si son ellos como si eres tú el problema está ahí latente, porque ya lo dijo Baricco: «Somos todos maravillosos, y damos todos asco».

Dime, querido amigo, ¿Alguna vez has pensado en desaparecer? Si lo has pensado, te pido por favor que no lo hagas. Porque puede que sea yo, o puede que seas tú, o puede que sean ellos... Pero, al final, tú y yo somos lo que nos queda.

4 comentarios:

  1. Pues si,lo e pensado muchas veces y lo pienso a menudo,as explicado muy bien como se siente uno cuando pasa por esa horrible sensación y la verdad no se que mas decir que no hayas dicho tu ya ... ¡Chapo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! Piénsatelo bien, seguro que también tienes a alguien como mi protagonista por el que merezca la pena quedarse :)

      Eliminar
  2. Esa sensación de querer desaparecer es recurrente. Creo que la mejor manera de lograrlo es, por lo menos en mi caso, escribiendo: porque cuando me escribo me aíslo y me encuentro en las palabras. Escribir para encontrarse, ahí estamos, en las palabras que usamos para definirnos, consolarnos, querernos. Un poco asperger, pero es así jaja

    Saludos, buen texto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy cierto lo que dices, yo también uso la escritura como método de evasión jaja
      Gracias por comentar :)

      Eliminar

★🌙¡Hola sonámbulos!★🌙
Si os ha gustado mi relato, ¡por favor, decídmelo! Y si no os ha gustado, ¡decídmelo aún más! Es la única forma de aprender y mejorar, y me encanta leer lo que me decís. ¡SIEMPRE DEVUELVO LOS COMENTARIOS!

 
FREE BLOGGER TEMPLATE BY DESIGNER BLOGS